Las Panteras Negras, la lucha de clases y el maoísmo

Mao Tse-tung y Robert F. Williams en uno de sus encuentros en 1966.

El asesinato de George Floyd desató la furia del pueblo en Estados Unidos y dejó al descubierto la violencia y la discriminación con que se maneja dicha sociedad. Esto no es nuevo, ya que a lo largo de toda su historia las poblaciones de origen africano han sido oprimidas y discriminadas.

Parte de esta historia es el partido de las Panteras Negras (Black Phanters Party), surgido en 1966. Era una agrupación que se fundó como herramienta de autodefensa para evitar los ataques contra la comunidad negra por parte de la policía. Rápidamente, y con un programa de 10 puntos y una política de masas, el partido adquiere popularidad y se muestra como la vanguardia de la lucha contra el imperialismo en ese país.

Este cambio es fundamental, ya que hasta ese momento la lucha por la igualdad era considerada una lucha que correspondía únicamente a los afroamericanos. Pero las Panteras Negras revolucionaron la forma de abordar este problema transformando la lucha contra el racismo en lucha de clases. Así lo demuestra la más famosa de sus consignas «all power to the people» (todo el poder para el pueblo), que buscaba la unidad de todos los sectores oprimidos sin distinción de razas.

Con distintas formas de abordaje, las Panteras atrajeron la atención de todo el país: comedores para niños, patrullajes organizados, clínicas de salud, asambleas y distintas formas de la política de masas, incluyendo la venta del libro rojo de Mao (con citas de Mao Tse-tung).

Esta organización de afroamericanos estrecharon vínculos con el Partido Comunista Chino y seguían con atención el ejemplo de China socialista. Mao fue el primer presidente en el mundo en declararse en favor de la lucha de los negros en América, y recibió en distintas oportunidades a diferentes líderes, tanto de las panteras como de otros movimientos que luchaban por la liberación nacional y social. Compartimos un fragmento de “Declaración de apoyo a los negros estadounidenses en su justa lucha contra el racial discriminación por el imperialismo estadounidense”, hecha por Mao Tse-tung en agosto de 1963:

«Hago un llamado a los trabajadores, campesinos, intelectuales revolucionarios, elementos ilustrados de la burguesía y otras personas iluminadas de todos los colores del mundo, ya sean blancos, negros, amarillos o marrones, a unirse para oponerse a la discriminación racial practicada por el imperialismo estadounidense y apoyar a los afroamericanos en su lucha contra la discriminación racial. En el análisis final, la lucha nacional es una cuestión de lucha de clases.

Entre los blancos en los Estados Unidos, son solo los círculos gobernantes reaccionarios los que oprimen al pueblo negro. De ninguna manera pueden representar a los trabajadores, agricultores, intelectuales revolucionarios y otras personas ilustradas que comprenden la abrumadora mayoría de los blancos. En la actualidad, es el puñado de imperialistas encabezados por los Estados Unidos, y sus partidarios, los reaccionarios en diferentes países, quienes están oprimiendo, cometiendo agresión y amenazando a la abrumadora mayoría de las naciones y pueblos del mundo. Somos mayoría y ellos son minoría. A lo sumo, representan menos del 10 por ciento de los 3.000 millones de habitantes del mundo.

Estoy firmemente convencido de que, con el apoyo de más del 90 por ciento de las personas del mundo, los negros estadounidenses saldrán victoriosos en su justa lucha. El malvado sistema de colonialismo e imperialismo surgió y prosperó con la esclavitud de los negros y el comercio de negros, y seguramente llegará a su fin con la completa emancipación de los negros.» (Publicado en Renmin Ribao (Diario del Pueblo), 9/8/1963, órgano del PCCh.)

Protestas 2020, reclamos históricos.