Editorial | Unir fuerzas por un rumbo y una salida popular

Se acerca el final para un 2022 que estuvo marcado desde un inicio por el acuerdo y los desacuerdos con el FMI sobre la deuda contraída por Macri. El acuerdo a la medida del Fondo, sin quita y con sobretasas como si se tratase de un préstamo regular, dividió al Frente de Todxs, que además ya había quedado debilitado tras la derrota electoral de fines de 2021. A nivel internacional, el 2022 estuvo marcado por la invasión y la guerra en Ucrania, el conflicto de EEUU y China alrededor de Taiwán y la perspectiva de una crisis económica mundial.

La inflación sobre los precios del consumo popular y el variado atraso de los salarios, las jubilaciones y programas de asistencia es el nudo que atraviesa en gran medida toda la situación política nacional presente y su perspectiva. En 2023, el hecho político de masas serán las elecciones, inmersas en el balance de esta situación económico-social marcada por una pobreza ya estructural del 40%, y del debate sobre sus causas y responsables. En definitiva, el 2022 termina sin el decreto de suma fija salarial de $30 mil que reclamamos un conjunto de fuerzas, gremios de la CGT y las CTA’s, como manera de nivelar con un escalón para arriba al conjunto de los asalariadxs frente a las ganancias exorbitantes amasadas por los monopolios en los últimos dos años de crecimiento del PBI con bajos sueldos y precarización.

Ya en marzo de 2022 la inflación mensual trepó a 6,7%. El proceso inflacionario se agravó tras la renuncia de Martín Guzmán y el golpe devaluador promovido por el macrismo fue escalando, aprovechando la crisis en el gobierno. Este golpe devaluador llegó a su máxima expresión en julio, cuando el dólar blue escaló a $340 y el festival de importaciones y la fuga vaciaron el Banco Central. No cayó el gobierno, pero el desenlace de esa embestida y de la crisis derivó en la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía. Con su programa de concesiones, como el dólar soja, y de recortes en el presupuesto para cumplir las metas del FMI resiste una devaluación general. A la vez, se consolida el triunfo de los monopolios por sobre los salarios en los dividendos del crecimiento de los últimos dos años. Ahora todo indica que ese período de crecimiento del PBI está llegando a su fin.

Hoy está claro que también desde marzo habían comenzado las acciones de Revolución Federal, para dar el marco de “exasperación social” que rodearía el atentado contra Cristina en manos de unos supuestos “loquitos sueltos”. Pero en definitiva no tan sueltos de altos contactos políticos, como son los abogados del dueño de la máquina de copitos y proveedor del arma no utilizada, Nicolás Carrizo. O el diputado Milman que sabía del atentado que se preparaba. Mientras tanto, en paralelo avanzaba el juicio de Vialidad de la mano del fiscal y el juez del equipo de fútbol de la quinta de Macri. La propia CFK ha reiterado en su alegato final de este martes 29 que la condena en este juicio ya está escrita.


Nuestra táctica es reagrupar las fuerzas por un rumbo y una salida popular ante el curso adoptado en el gobierno y la confrontación política principal que se presenta con Cambiemos como expresión política central de la reacción y con la que apuesta a volver a la presidencia en 2023.

 


 

Tras el triunfo de la lucha de los obreros del neumático, los actos del 17 de Octubre expusieron la división en la CGT alrededor de este conflicto, de la suma fija y del alineamiento político dentro del gobierno. El acto en Plaza de Mayo fue un paso en el reagrupamiento de las fuerzas populares tras el embate devaluador y criminal. A la vez que con el acto del 17 de noviembre en La Plata, CFK tras sobrevivir al atentado, ha terminado de imponerse en el liderazgo del peronismo y del rearmado del Frente de Todos hacia el 2023. Hasta Pérsico del Movimiento Evita ha pasado en estos días por el despacho de la vicepresidenta en el Senado.

De todas maneras, la perspectiva es adversa. Las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo no mejoran. Solo en agosto, septiembre y octubre la inflación acumuló 21%. En noviembre la venta de bonos y salida vía dólar financiero de dos importantes fondos de inversión dispararon una a escalada del dólar blue que habrá que ver a donde llega en diciembre. Massa adelantó el lanzamiento de Precios Justos, basado en acuerdos con los monopolios alimentarios dispuestos a suscribir el congelamiento de 1.800 productos por cuatro meses. El resto puede aumentar hasta 4% mensual. El cumplimiento del acuerdo es tan voluntario y supeditado a situaciones e incluso condiciones internacionales que el gobierno no controla, por lo que habrá que esperar para ver el resultado. Massa también va a esperar a ver los resultados para decidir a qué apunta en 2023.

La interna en el PRO es aguda, pero se encamina a resolver mediante las PASO entre el sector alineado detrás de Rodríguez Larreta y los de Bullrich. Las derrotas de Bolsonaro y de Trump no alentaron el lanzamiento de Macri para un segundo tiempo. Tampoco los atisbos rupturistas de Manes fueron acompañados por otros en la UCR, fuerza que se debate en cómo existir en Cambiemos siendo algo más que un acompañante de una y otra fracción del PRO. Carrió ya se alineó con Larreta y su candidato Fernán Quirós para el gobierno de la Ciudad.

La lucha de los profesionales residentes de los hospitales municipales de CABA le torció el brazo a Larreta y a Quirós, y tras dos meses de paros lograron llevar su salario inicial de 120 a 200 mil pesos. Los paros docentes también dan pelea a los planes de Larreta y Acuña que pretenden imponer los sábados como día laboral. También los trabajadores del subte han iniciado un plan de lucha por los dos francos semanales y siguen denunciando el asbesto cancerígeno en los coches importados criminalmente por Cambiemos.

Desde Liberación Popular junto al Movimiento Popular La Dignidad, Paritaria Social y Popular, el MTD Aníbal Verón y Soberanxs, como fuerzas que integramos el Frente de Todxs desde la posición de rechazo al acuerdo del FMI, venimos motorizando un reagrupamiento de fuerzas frente a la emergencia social y los recortes, reclamando el cumplimiento de los programas. Con el acampe de cuatro días a inicios de noviembre frente a la Secretaría de la Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social conseguimos revertir en tandas los incumplimientos que vienen desde fines de 2021. También nos hemos movilizado a los supermercados en rechazo a sus remarcaciones y nos movilizaremos este 2 de diciembre al Ministerio de Desarrollo Social con una serie de reclamos.

Nuestra táctica es reagrupar las fuerzas por un rumbo y una salida popular ante el curso adoptado en el gobierno y la confrontación política principal que se presenta con Cambiemos como expresión política central de la reacción y con la que apuesta a volver a la presidencia en 2023. Con esta línea de unidad frentista motorizamos la lucha de los trabajadores, los estudiantes y la juventud, en las barriadas, en el movimiento de mujeres y diversidades, y entre los intelectuales, profesionales y artistas dispuestxs a servir al pueblo. Y pugnando por una dirección popular liberadora, fortalecemos a Liberación Popular y al Comunismo Revolucionario.

Este 11 de diciembre marchamos a nuestro picnic de fin de año que se realizará en el Parque de Las Victorias en CABA. Una fiesta popular en la que esperamos encontrarnos todos los compañeros y compañeras con que compartimos la lucha, con sus familias, con amigos y aliados para compartir en una jornada en la que habrá deporte, juegos para grandes y chicos, sorteos, buffet a precios populares, bandas en vivo y baile. ¡Que no falte nadie!