Que los salarios le ganen a la inflación

Por un aumento general por decreto y la reapertura de paritarias. Profundizar los controles de precios y la asistencia a pymes.

La inflación no cede y los distintos acuerdos salariales de inicio del año fueron quedando chicos. Varios gremios lograron imponer la reapertura de paritarias. Otros están en la pelea para lograr que los salarios no pierdan otro año más. Urge reabrir las paritarias que faltan y que el gobierno nacional apuntale con un nuevo DNU para aquellos sectores que se encuentran más rezagados, acompañado de la asistencia a pymes.

Las y los trabajadores venimos de sufrir una pérdida salarial que rondó entre el 20% y 25% en los últimos dos años de la Argentina arrasada por el macrismo. A esto se le sumó la pérdida en el 2020 signado por la pandemia. Al inicio del su mandato, Alberto Fernández había dispuesto un aumento por DNU con miras en la recuperación salarial, pero en definitiva en 2020 la inflación fue de un 36,1% mientras que los salarios aumentaron un 33% en promedio, Covid-19 mediante. Necesitamos que se cumplan entonces las palabras del presidente en el inicio de las sesiones legislativas, cuando puso como meta para este 2021 “que los salarios le ganen a la inflación”.

Nuevo momento en la pelea paritaria

Con el acuerdo del 40% de aumento salarial a las y los trabajadores del Congreso, se abrió un nuevo momento en la discusión salarial de este 2021 con la firma de CFK. Luego, se sumaron los acuerdos en PAMI con 43% y ANSES con 45,5%, quedando definitivamente sepultada la pauta inflacionaria del 29% estipulada en el presupuesto que Martín Guzmán llevó al Congreso a inicios de año. Es que, aún con la desaceleración de los últimos meses, la inflación acumula solo en el primer semestre del año un 25,3%[1]. En este sentido, la firma de Alberto Fernández en el Congreso anual de la Asociación Bancaria refrendando junto a Sergio Palazzo el acuerdo del 45,1% alcanzado en la reapertura de paritarias por el gremio, termina por convalidar la nueva pauta salarial.

Las y los trabajadores, entonces, llevamos un ojo puesto en el plan sanitario de vacunación, que enfrenta a la pandemia, y el otro puesto en esta fatídica carrera entre los salarios y los precios de la canasta familiar necesaria para vivir. Según los datos publicados por el INDEC, el índice de variación salarial para el primer cuatrimestre del año (último dato de la serie hasta el momento) acumula un incremento de 18,1%[2]. Comparando el mismo período, la inflación al mes de abril 2021 arrojaba un acumulado de 17,6%[3], siendo la variación interanual a esa fecha de 46,3%. A primera vista, los indicadores muestran un casi empate entre los salarios y la inflación en el primer cuatrimestre. Pero si se observa sectorialmente, la variación salarial entre los registrados del sector público suma un 16,2%, mientras que el sector no registrado (sin aportes jubilatorios, ni demás derechos) un 11,4%. De esta manera, los salarios del 50% de la población activa ocupada se encuentra todavía por debajo de la inflación.[4]

La situación salarial en Argentina es preocupante

El ingreso medio de las y los asalariados es de $42.294, mientras desciende a $32.163 cuando se trata del ingreso de cuentapropistas. Del ingreso medio de asalariadas/os, los salarios registrados trepan a $51.328, mientras que los no registrados caen a $22.385. Si analizamos la participación de la mujer en la distribución del ingreso, vemos que del ingreso medio de $42.294, el salario medio de las mujeres desciende a $36.123, mientras que el de los varones asciende a $48.570. Esta relación se hace más desigual cuanto más precaria sea la ocupación. Viendo los primeros tres decíles de menores ingresos (ingresos individuales menores a $20.000), de los más de 5 millones de personas que se encuentran en ese rango, 3.183.835 son mujeres, lo que equivale a casi el 63% del total, mientras que los varones solo el 37%.[5]

Reapertura de paritarias y aumentos generales por decreto

Con el último registro de inflación para el mes de junio de 3,2%, la acumulada en el primer semestre de 2021 asciende a 25,3%, dejando el saldo de una variación interanual de 50,2%[6]. Si bien en junio sigue apareciendo aumentos en alimentos, particularmente en la carne, se estima impacten las bajas de los precios en los meses siguientes, producto de la política de restricciones a las exportaciones que adoptó el gobierno nacional enfrentando a los sectores oligárquicos que ponen siempre los ojos en sus bolsillos, llevándose puestos la mesa de los argentinos y las argentinas.

Las causas de la inflación son variadas, siendo uno muy importante el valor de los alimentos atados a los precios internacionales. Esto implica que una porción importante de la inflación que padecemos sea una inflación importada por el aumento internacional de precios. De ahí la importancia de las últimas medidas de restricciones a las exportaciones de la carne implementada por el gobierno. Por otro lado, los distintos programas de controles de precios, si bien pueden tener cierto resultado en lo inmediato, mantienen latiendo la presión del aumento, tirándolo para adelante. En ese sentido, para tener mayor efectividad, el Estado debe actuar decididamente en la regulación del mercado mediante el desarrollo de grandes empresas alimenticias estatales que compitan anclando los precios, como así también contar con un sistema de comercialización centralizado a lo largo y ancho del país.

A la par de enfrentar a los formadores de precios, es necesario cumplir con la meta de que los salarios le ganen a la inflación. Varios sectores lograron reabrir sus paritarias y otros están en la pelea por lograrlo, como lxs estatales y la docencia de todos los niveles. Al mismo tiempo, dadas las distintas situaciones por ramas y sectores, ya son varias las voces que se suman al señalamiento al gobierno nacional de la necesidad de resolver aumentos generales por decreto para garantizarlo.


 

[1] INDEC, “Índice de precios al consumidor (IPC): Junio de 2021”, en Informes técnicos, Vol. 5, N° 127, junio 2021.

[2] INDEC, “Índice de salarios: Abril de 2021”, en Informes técnicos, Vol. 5, N° 121, abril 2021.

[3] INDEC, “Índice de precios al consumidor (IPC): Abril 2021”, en Informes técnicos, Vol. 5, N° 86, abril 2021.

[4] INDEC, “Índice de salarios: Abril de 2021”, en Informes técnicos, Vol. 5, N° 121, abril 2021.

[5] INDEC, “Evolución de la distribución del ingreso (EPH): Primer trimestre de 2021”, en Informes técnicos, Vol. 5, N° 120, junio de 2021.

[6] INDEC, “Índice de precios al consumidor (IPC): Junio de 2021”, en Informes técnicos, Vol. 5, N° 127, junio 2021.