René Salamanca, presente!

Encarnó el clasismo antiimperialista en el movimiento obrero. Fue un ejemplo de quienes viven como piensan y dan la vida por los intereses de la clase obrera y el pueblo. Secretario General del SMATA-Córdoba desde 1972 hasta que fue desaparecido el mismo 24 de Marzo de 1976. Durante esos años los trabajadores mecánicos llevaron adelante una profunda democracia sindical basada en el Cuerpo de Delegados y las asambleas, y consiguieron importantes conquistas salariales, de condiciones de trabajo y la recuperación del sábado inglés que había quitado Onganía.

Ya lanzado los preparativos golpistas, René llamó a enfrentar el golpe de Estado “venga de donde venga”, denunciando al imperialismo yanqui y al socialimperialismo ruso, y a los monopolios y terratenientes asociados a éstos. Y en sus cartas abiertas sostuvo sin ambigüedades que solo había dos caminos: “o se profundiza la dependencia del imperialismo, el poder de los monopolios y los terratenientes y la superexplotación popular, o se profundiza la liberación, la marcha revolucionaria del pueblo con los trabajadores a la cabeza”.

Ese mismo 24 de Marzo que fue secuestrado, los trabajadores la fábrica más grande de IKA-Renault, Santa Isabel, la fábrica donde trabajaba, realizaron una asamblea dentro de la planta, repudiaron el golpe de Estado e hicieron abandono de tareas. Así, mientras Salamanca era secuestrado y enfrentaba a sus torturadores y verdugos con el silencio, sus compañeros realizaban la primera medida de lucha obrera contra la dictadura, iniciando un camino de resistencia.