Las metrodelegadas en la pandemia: organizadas y en acción

Entrevistamos a Karina Nicoletta, secretaria de Género de AGTSyP, que nos cuenta cómo se organizan en el subte durante el contexto de pandemia y cuarentena.


Video realizado por la Secretaría de Género de AGTSyP.

–¿Cómo se está organizando la Secretaria de Género del subte durante la cuarentena? ¿Qué conflictos están atravesando las compañeras?

–En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio debimos reformular los modos de funcionamiento del sindicato en su conjunto, generando nuevas instancias de encuentro e intercambio colectivo. En el caso de la Secretaría de Género puntualmente a través de las reuniones virtuales, planificando acciones colectivas con las compañeras a partir del intercambio en el diálogo cotidiano.

Hoy las situaciones de conflicto más recurrentes se vinculan al sentir de las compañeras en el día a día, por un lado, referido al impacto que el aislamiento representa en la demanda respecto a las tareas de cuidado. Las tareas de cuidado siguen centralmente siendo sostenidas por las compañeras en sus hogares, lo cual supone un mayor desgaste y el incremento de demandas. Muchas de nuestras compañeras son jefas de hogar, son el único sostén familiar, quienes sostienen las necesidades económicas y emocionales de sus hijes. En ese sentido cobra fundamental relevancia la presencia de una red entre nosotras, acompañando y conteniendo a aquellas que se encuentran en esa situación. En nuestro caso, desde el inicio del ASPO, logramos imponer a la empresa el otorgamiento e implementación de la licencia para les compañeres que tienen hijes en edad escolar y debieran quedarse a su cuidado, todo ello con la garantías de las condiciones laborales en su totalidad.

A su vez, con aquellas compañeras que están trabajando, lo que ha sido recurrente es la preocupación o la ansiedad frente a la pandemia. En ese sentido se han implementado diversas iniciativas políticas desde el sindicato, en primer lugar garantizando los elementos de seguridad e higiene, reorganizando operativamente el servicio restringiendo el servicio con la implementación de un servicio de emergencia, dividiendo en grupos estancos a les trabajadores para evitar el cruce entre compañeres y así minimizar los vínculos estrechos en caso de surgir algún caso. Por otra parte, poniendo énfasis en la necesaria contención emocional, poniendo a disposición desde el primer momento la atención de un equipo de profesionales, médicos/psicólogxs sociales que intervienen ante las demandas que se presentan.

–¿Qué iniciativas hicieron o tienen pensado llevar adelante?

–Hemos promovido desde la secretaría acciones en torno a diversos ejes, por un lado respecto a la prevención e intervención ante situaciones de violencia de género. Más precisamente, elaborando material de difusión respecto a la agudización del incremento de las situaciones de violencia de género en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio, medida que por un lado preserva a les compañeres en torno a evitar contraer la enfermedad pero representa el recrudecimiento de la violencia en los hogares para las mujeres y disidencias, la casa representativa en definitiva para les mismes el lugar de mayor peligro.

Otro de los ejes de trabajo estuvo enfocado en la promoción de material desde la secretaría señalando la necesaria redistribución de las tareas de cuidado, históricamente asignadas y llevadas a cabo por las compañeras. Remarcando su necesario reconocimiento, entendiendo que es trabajo invisibilizado y no remunerado.

Durante todo éste período hemos sostenido de forma permanente la comunicación y el intercambio institucional de las trabajadoras desde la CTA de les Trabajadores, entre los diferentes sindicatos que la integran como así también desde el espacio intersindical. Más precisamente, esta última semana al cumplirse 5 años de la histórica convocatoria NI UNA MENOS hemos construido un documento conjunto entre las trabajadoras de todas las Centrales Sindicales y Confederaciones de la Economía Popular. Entendemos ésta articulación estratégica y necesaria, como una fortaleza de las trabajadoras que en unidad venimos constituyendo y afianzando, surgida en un principio como respuesta de resistencia al neoliberalismo que representó el gobierno de cambiemos durante los últimos 4 años. De igual manera formamos parte de la multisectorial conformada en torno a la jornada 3J2020 convocada desde el NUM, a partir de la cual elaboramos un gran documento colectivo con las demandas y discusiones llevadas adelante por el movimiento feminista. Y abrimos en la CTA el espacio de disidencia (ver nota).

Hoy hay debates centrales que les trabajadores estamos llevando adelante, como ser la necesidad fundamental de que la crisis que suponen las consecuencias sociales y económicas no la paguen los sectores populares y les trabajadores, sino los sectores concentrados de la economía y se traduzca en una reforma impositiva/ redistribución de la riqueza. Consideramos urgente la promulgación de una ley a la riqueza, siendo consientes que los sectores más desfavorecidos en ésta pandemia están representades en las poblaciones más vulnerables, fundamentalmente en detrimento de las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries.

–¿Sigue la articulación con el nuevo Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad?

–En esta etapa consideramos fundamental y necesario llevar adelante una articulación desde las organizaciones sociales, políticas y sindicales con los Ministerios de las Mujeres, Géneros y Diversidades (nacional y provincial), los cuales entendemos una conquista de la lucha del movimiento feminista. Por primera vez el estado asume la perspectiva de géneros y diversidad como política transversal, jeraquizándola y transformándolo en política pública, asumiendo las tareas del cuidado como eje central de la agenda. Hoy celebramos la imprescindible aplicación de Ley Micaela para todes les trabajadores que desempeñen tareas en la gestión pública, en los tres poderes del estado. Desde la CTA de les Trabajadores y desde la AGTSyP venimos promoviendo una articulación concreta, que esperamos se traduzca en el fortalecimiento de los recursos y redes de intervención en nuestros territorios y organizaciones.