Los salarios de pobreza estallaron en Misiones

“Una docente en Misiones cobra 230 mil pesos, la que recién se inicia, y con eso la vida se ha hecho inviable”, sintetizó Leandro Sánchez, secretario general de UTEM, a la hora de explicar las causas del conflicto misionero. Desde hace ya más de una semana, trabajadores de la educación y la salud se vienen manifestando en la capital y en las rutas. En los últimos días se sumó también la protesta de la policía provincial, que incluyó la toma del Comando Radioeléctrico.

Ante una inflación que ya superó el 100% en los meses de gobierno mileísta, el ofrecimiento a los docentes había sido de apenas el 20%. Dado sus bajos recursos, Misiones es una de las provincias que más han sido afectadas por la quita de los fondos compensadores docentes que Milei ha eliminado. Pero su gobernador, Hugo Passalaqua que viene de las filas del Frente Renovador, se ha ubicado entre los acuerdistas con la Ley Bases mileísta. El gobierno nacional dispuso el envío de la Gendarmería ante el acuartelamiento de la policía provincial.

Al cierre de esta edición, la situación era de máxima tensión y no había perspectiva de solución ante el reclamo de recomposición salarial. Previamente, un gendarme había amenazado en un corte de ruta con tirar con la escopeta. Pero la masividad del conflicto sigue creciendo.