Empresarios responsables de delitos de lesa humanidad

Tras más de un año y medio de trabajo, fue presentado el pasado 3 de diciembre en el FLACSO un informe sobre la responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad ocurridos durante la última dictadura y los años del “Operativo Independencia”. Previamente había sido presentado ante la Procuraduría General de la Nación.

El trabajo fue elaborado por un equipo de profesionales conformado a partir de un convenio entre el FLACSO, el Programa Verdad y Justicia, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y el CELS. A lo largo de sus dos tomos y 1090 páginas se abordan los casos de 25 empresas, puntualizando nombres de trabajadores desaparecidos y asesinados en esos establecimientos y destacándose hechos que comprometen a las patronales.

En el 25% de los casos analizados se comprobó la instalación de centros clandestinos de detención dentro de las instalaciones. También se comprobó la entrega de listas a los represores, secuestros dentro de propiedades de las empresas (que jamás hicieron denuncia alguna, ni durante ni después de la dictadura), y despidos a trabajadores que habían sido secuestrados. Se destaca en muchos casos la gran proporción de representantes gremiales entre los trabajadores víctimas de estos delitos.

Entre las empresas estudiadas se encuentran el Ingenio Ledesma en Jujuy, Ingenio Concepción de Tucumán, Loma Negra, Ford, Acindar, Dálmine-Siderca, Fiat, Mercedes-Benz, Lozadur y Cattaneo, Minera Aguilar, La Veloz del Norte, Grafa y Grafanor, Astillero Río Santiago, Petroquímica Sudamericana, La Nueva Provincia, Alpargatas, Molinos Río de La Plata.

Si bien de la denuncia a la condena hay un arduo y difícil camino –como lo mostró este año la “falta de mérito” dictaminada al dueño de Ledesma, Carlos Pedro Blaquier–, el informe en sí es una valiosa síntesis que ayuda a poner sobre la mesa los intereses que vino a defender la dictadura. La tremenda sangría que sufrió la clase obrera en este período refuta la mentira de la teoría de los dos demonios, que sigue siendo alimentada desde La Nación y otros medios hegemónicos. El informe se encuentra disponible en infojus.gob.ar.

Enlaces al informe en pdf: