#JusticiaPorUrsula

Cientos de organizaciones nos movilizamos en varios Tribunales del país pidiendo justicia por Úrsula pero también reclamando una reforma judicial feminista que busque transformar las estructuras estatales que son quienes debieran protegernos. Ursula Bahillo vivía en el pueblo de Rojas, tenía 18 años y fue asesinada por Matías Ezequiel Martínez, su ex pareja y miembro de la Policía Bonaerense. Había hecho dieciocho denuncias que no fueron escuchadas, ni se tomaron medidas serias frente a la clara situación de peligro que corría. Además Martinez ya contaba con denuncias por violencia de género de otra ex pareja.

En Tribunales, por #JusticiaPorUrsula.

Al conocerse el femicidio de Úrsula, el pueblo de Rojas fue en busca de justicia movilizándose a la comisaria, donde fueron reprimidos y una amiga de Úrsula recibió un balazo de goma en la cara por lo que casi pierde un ojo. La ministra de Mujeres de la Provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, intervino y cuestionó el accionar desde el Estado en esa localidad ya que no actuaron a la altura de la situación. El caso de Úrsula Bahillo es estremecedor y es la demostración de que la respuesta del Estado ante esta situación es totalmente insuficiente, ineficaz o incluso cómplice.

Desde el gobierno, el sábado pasado anunciaron la creación de un Consejo Federal para el Abordaje de Femicidios y Travesticidios. Este organismo articulará los ministerios de Mujeres, Género y Diversidad, el de Seguridad y el de Justicia. La violencia de género es un grave problema estructural y social. En 2021 estamos teniendo un femicidio por día. Ante casos de violencias extremas necesitamos respuestas urgentes y concretas que logren proteger a las víctimas.

Reproducimos el comunicado del Frente de Todxs elaborado con las organizaciones que venimos articulando una agenda y un programa desde el feminismo popular.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?
Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar documento [1.43 MB]